Un Día Muy Especial en Abrazo ACUMI

54F7F8A4-AC97-4F94-AABD-DC8944CAFA20

Hace un par de años, ACUMI  junto con “Daunis Gente Excepcional”  iniciamos una aventura colaborativa sumamente innovadora y que bautizamos como “Abrazo ACUMI”.  Lo que se creó fue la oportunidad de que personas con discapacidad intelectual  y/o Síndrome de Down participen como voluntarios en la capacitación y rehabilitación de los perros que están siendo preparados para fungir, en el futuro, como perros de apoyo emocional (Perros ACUMI).

Y lo que sucede es que a través de tomar el papel de voluntarios operativos apoyando la rehabilitación y la capacitación de los perros ACUMI, las personas con discapacidad intelectual y/o Síndrome de Down fortalecen aspectos de su propio bienestar emocional que son relevantes para su empoderamiento y crecimiento personal.

 “Yo tuve miedo pero ahora ya no lo tengo”

Entre los jóvenes de Daunis que participaban, hace un par de años, de forma recurrente en las actividades de Abrazo ACUMI, se encontraba JuanPa, el cual, aún y cuando le gustaba estar en la actividad, no podía disfrutarla y sacar todo el provecho de la misma ya que le tenía bastante miedo a los perros.

Después de un periodo de asistir a las actividades, llegó para JuanPa el día en que, con mucha decisión, se me acercó para decirme: “Yo tuve miedo pero ahora ya no lo tengo”. Fue tal su acertividad que cuando se acercó tocó cariñosamente al perrito que estaba yo cargando y alguien con la cámara capturó ese instante.

Fue un día muy especial y de gran aprendizaje para mi, ya que JuanPa me enseño que se requiere de una enorme decisión y fortaleza espiritual para transformarnos a nosotros mismos y a nuestra mundo alrededor, fortaleza que él descubrió y reconoció y que ayudó a cambiar su percepción de sí mismo.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en email
Email

0